El valor venal y el de reparación de un vehículo

EL VALOR VENAL Y EL VALOR DE REPARACIÓN

El derecho del perjudicado a ser resarcido por los daños al vehículo

          Supongamos que eres propietario de un vehículo de una cierta antigüedad, pero que te presta un buen servicio y sufres un accidente de circulación por culpa de un tercero. La entidad aseguradora del vehículo contrario quizás asuma la responsabilidad de los hechos, pero es posible que se oponga a pagar el importe de la factura de reparación del vehículo en aquellos casos en que el importe de la reparación supere el valor venal.

         ¿Y qué es el valor venal? Teniendo en cuenta que los vehículos sufren una depreciación con el transcurso del tiempo, el valor venal es el valor que tendría tu vehículo en un momento determinado si quisieras venderlo. Para ello, suele acudirse a la información que ofrece el boletín estadístico que publica la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM).

          Si no has sido el responsable del accidente, lo único que sabes es que antes del accidente conducías tu vehículo y probablemente sin pensar en adquirir un nuevo vehículo. ¿Conoces cuáles son tus derechos?

           En los conflictos derivados de la circulación, por nuestra experiencia, sabemos que los tribunales consideran que el perjudicado tiene derecho a percibir el importe de la reparación, salvo cuando el importe de reparación es muy superior al valor venal. En estos casos, se tiende a considerar que debe indemnizarse el valor en uso del vehículo, es decir, el equivalente económico de la utilidad que el vehículo en adecuadas condiciones reportaba a su propietario. Dicho de otra forma: Salvo que se vea que existe un ánimo de lucro por parte del asegurado, es decir que exista una gran diferencia desde el valor venal al real de reparación si el asegurado repara, casi con total seguridad la aseguradora abona estos daños, como es lógico presentando factura y acreditando que el vehículo se ha reparado. En este caso la Aseguradora suele verificar que la reparación se ha llevado a cabo por medio de sus profesionales de la peritación. 

          ¿Cómo calcular el valor en uso? Partiendo del valor de adquisición de un vehículo de similares características e incrementado en un porcentaje, en torno a un 30%-50%, destinado a sufragar el coste que pueden suponerle al adquirente los gastos de matriculación e impuestos o la existencia de defectos ocultos que pudiera tener el nuevo vehículo.

GRUPO JOCILES

Av. del Valle, 19 / 10600 Plasencia ( Cáceres )

Telf. 927 41 15 40 / e-mail. director@jociles.com

TRABAJAMOS CON MÁS DE 20 ASEGURADORAS

                          

 
 
 
 

Las cookies de tipo “Propias” son utilizadas sólo por el propietario de esta web y las cookies “De terceros” son utilizadas, también, por el prestador del servicio que está detallado en el cuadro anterior. Ver Politica